Valors d'emprendre | Más allá de la suerte: serendipia
Entusiasta de la docència, m'agrada aprendre tant com ensenyar. M'agrada llegir i encara més escriure. Entrenadora d'emprenedors i mare.
Emprenedoria, creativitat, entrenaments, escola, formació, conferències
16985
post-template-default,single,single-post,postid-16985,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Más allá de la suerte: serendipia

25 maig Más allá de la suerte: serendipia

Más de una vez me dispongo a escribir un post sobre algún tema concreto y empiezo a investigar. Y en ese camino de buscar, leer, pensar, me aparece un nuevo tema más sugerente que el anterior.
O algo todavía más frecuente. Quieres cocinar un plato concreto y cuando te pones a ello te das cuenta de que en tu nevera no están los ingredientes que necesitas, pero al abrirla ves algún producto que dispara tu imaginación e improvisa una nueva solución . Solución que acaba siendo mucho más “resultona” que la que habías previsto.

A este fenómeno se le llama serendipia , un encuentro afotunado e inesperado. No es magia ni tan solo suerte porque necesita de la capacidad de nuestro cerebro de asociar conceptos y encontrar ideas valiosas. Y eso que parece tan fácil es la esencia de la creatividad.

Muchos productos a lo largo de la historia que han resultado ser exitosos provienen de una serendipia, es decir, sus inventores buscaban otras cosas y se encontraron con una solución distinta de forma inesperada. Ilustra este concepto a la perfección la famosa película de Forrest Gump. Son fruto también de una serendipia los post-it (su inventor busacaba una cola de máxima adhesión), la cocacola (nació como un medicamento), el velcro, la penicilina o el teflón.

Una mente inquieta, despierta, curiosa y flexible son las 4 características necesarias para aprovechar las pequeñas serendipias que cada día se cruzan en nuestra vida.

Déjate sorprender por la “magia” de este fenómeno y aprende a darle la vuelta a las dificultades!

No hi ha comentaris

Escriu un comentari